lunes, 20 de octubre de 2014

DE DÓNDE VENIMOS... ? HACIA DÓNDE VAMOS?

Ultimamente siento que no me llegan las horas del día para todas las cosas que tengo y quiero hacer. Me busco organizadores y agendas, funciono con ellos y al final, termino pasando las cosas de un día para otro... ¿A ti también te pasa? Dime que sí y creo que me quedaré mas tranquila...
Miré la fecha de mi última publicación en el blog, hace 20 dias!!! No puede ser, en fín, espero que en los próximos meses se me vayan organizando mas las cosas y pueda establecer algunas rutinas, no muchas, que no molan, pero si las justas.

En varias ocasiones escuche una frase, y en los últimos meses me ronda aún mas la cabeza. No es literal, pero dice algo así como; Si entre tu primera creación y la última no existe casi diferencia, significa que has empezado demasiado tarde.
Hace un par de semanas, en el blog superábamos las 100000 visitas y pensé que podía ser una buena ocasión para recordar cómo empezamos y dónde estamos. A veces, echas la mirada atrás y te avergüenzas de una fotografía, una costura o una redacción... ¿Alguién empezó sabiendolo todo? Puede ser, pero según el dicho, lo hizo demasiado tarde, y o quizás se perdió el ensayo y error, el aprender de su propia experiencia, de la de los otros.... 


Empecé a coser hace aproximadamente unos 7 años, por gusto y placer. Nadie me enseñó a hacerlo, de ver a mi ama de pequeña, algo se me quedó, aunque debo reconocer que siempre quise aprender y desde bien chiquita me llamaba la atención, es mas, en 5º de EGB, era la mas avanzada cuando hacíamos costurillas en clase... Comencé cosiendo broches y adornos para la ropa y el pelo, los primeros los regalaba, después poco a poco fuí mejorando, aumentando la producción y les puse un precio. A la gente le gustaban.


Me compré una máquina de coser en el Lidl, me anoté a un curso anual de costura y me fuí animando cada vez mas, mejorando y obteniendo mejores resultados. Comencé cosiendo en la mesa de la cocina, después logré tener una mesa en una habitación y un par de balditas. Con los años cambié de casa y me reservé una habitación enterá sola para mi y mis telas!!! Wow! Mi work-room no me lo podía creer....


Cada vez mas telas, nuevas ideas, mas productos, mejor calidad, mayor número de personas que me conocéis.... La cosa parece que va, pero lo de trabajar en casa requiere mucha disciplina. -Ay! Espera la olla esta pitando, llamán por teléfono, suena el timbre, debe ser la vecina... Así no es plan. Por fín en Agosto de 2013, con una nueva mudanza y nuevos proyectos, decidimos dar un paso mas y sacamos el taller de casa. Apenas 15 meses y me da la sensación de haber crecido mas en el último año que en todos los anteriores, y creo que ha sido así en realidad.


Eso si fué un cambio a mejor, calidad de vida y calidad de trabajo. Ahora que miro estas fotos veo de nuevo muchos avances, mayor variedad de telas, mucho mas desorden, mas productos... Siempre estamos en constante movimiento y evolución, en reciclaje y formación... 

La calidad de las fotos, la complejidad de los productos, los acabados de los mismos... Todo es muy evidente y no me avergüenzo de ello, sino que aprecio y valoro la evolución. Por supuesto que tú te llevas una gran parte de responsabilidad en nuestra evolución también claro! Si no hay retroalimentación, éste proyecto se estanca. Que creas en nosotros y te guste nuestro trabajo es vital para que continuemos haciéndolo. Muchas gracias por estar ahí, por compartir, por comentar y por acompañar.


No es la última creación, pero si es de las últimas, y es maravilloso ver cómo de a poco las cosas crecen... queda muchísimo por mejorar, por aprender y en ello estamos.
¿Hacía dónde iremos ahora? ¿Te quedarás cerca para verlo?


Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...