lunes, 8 de abril de 2013

LES PRESENTO AL SUPERVISOR DE CORAZÓN DE GUANABANA

Esta entrada en el blog puede sonar un poco a chiste, pero nada mas lejos de la realidad... Kamen, es el gato que vive con nosotros, es persa, de color gris, con los ojos amarillos y con casi seis años de madurez, y ahora mismo esta sobre mi, mientras escribo este post. Kamen significa piedra en Ruso, y su nombre me apareció en un sueño cuando recién llegó a casa. Hace años viví en Ucrania y aprendi Ruso, y el sueño me lo dejó claro. Kamen era sólo una bolita gris que cabía en la mano, y parecía una piedra.
Es un gato, que a pesar de ser adulto, es muy juguetón y sobre todo mimoso. Él tiene mucho que ver en la evolución y todo el crecimiento que hemos hecho en Corazón de Guanabana. Desde el año 2007 que empecé a hacer mis pequeños pinitos en el mundo de la costura y las creaciones textiles, Kamen ha estado ahí, conmigo, durmiendo sobre las telas cortadas, jugando y perdiendo los botones, enredando los hilos.... y sobre todo inspirando mis diseños. Si bien un par de años hemos estado separados, al volver a vernos, fue como si el tiempo no hubiera transcurrido para nosotros y comenzamos a trabajar de nuevo como en los viejos tiempos.

Siempre controlando la producción desde su sillón del taller, no hay día que pueda trabajar sin su supervisión, días y días, hora tras hora, siempre en su cómodo asiento de oficina dirigiendo las operaciones.
En ocasiones se levanta del sillón y se acerca a presionar y pasear entre los materiales en producción, a comprobar calidades y texturas de las telas, a ver si son suaves, fuertes o demasiado rígidas... En la foto, sobre la Alfa industrial, supervisando la producción de mochilas.


Conoce bien el funcionamiento de todas las máquinas, incluso la de ésta, que es la vieja Alfa, de pedal, que aún esta esperando el arreglo de un carpintero, ya que la rueda que hace girar el pedal, no esta clavada al mueble en el punto exacto que debiera. En la foto, Kamen, observando las prestaciones de la máquina cuando recién llegaba al taller. Su imagen era un poco despeluchada porque acudió a una sesión de peluquería con aprendices y tuvo que salir huyendo....


Ahí esta! Le pille en el sillón! Siempre atento a lo que ocurre por los alrededores....


Y por supuesto a la hora de hacer las fotos de los productos terminados, también quiere figurar, en ocasiones logró esquivarlo y no se entera bien de donde se realiza la sesión de fotos, pero en otras ocasiones es imposible que no nos vea y viene a dejar claro, que el también es parte importante de todo esto.


También deja claro cuales son sus gustos, chicas presumidas y detallistas. Ahh! ¿Que pensabais que era yo quién elegía los diseños? En parte si, pero la gran producción de gatas, con mil vestidos diferentes, no tiene nada que ver conmigo... Son todas las exigencias del jefe... Aunque parece que tiene buen gusto y a la gente le llaman la atención.
Sshhhh se ha quedado dormido aquí encima.


Se me olvidaba! encontré una foto de cuando era bebe, al lado de un zapato del 36... La subí sin que se diera cuenta. ¿Que os parece mi supervisor de bebe? Entonces parecía bueno, ahora se convirtió en el típico jefe controlador....

Con todo el Corazón para Kamen, mi compañero fiel.



Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...