viernes, 21 de septiembre de 2012

REORGANIZANDO EL CENTRO DE OPERACIONES

Hacía tiempo que quería mostrar mi taller, es un pedacito de mi, donde paso muchas horas y es un lugar muy especial, ya que siempre soñaba con poder tener un espacio así para poder trabajar, con muchas baldas donde colocar telas y retazos, donde todo estuviera a mano y sobre todo con mucha luz y color, que inspira a la hora de crear. Ultimamente el taller esta viviendo muchos cambios de organización, máquina nueva, es necesario otro espacio, mas materiales, nuevas ideas, ayudantes.... Aún quedan muchos detalles para que este a punto, aunque seguro después le sigo buscando la vuelta. De momento os presento mi centro de operaciones.


Nunca lo encuentro lo suficientemente ordenado como para sacarle unas buenas fotos y mostrarle a toda la gente donde es que produzco, pero creo que este taller nunca estará realmente ordenado mientras siga habiendo movimiento, así que tampoco es tan mala señal.


Estas son gran parte de mi tesoro, los metros de tela que me hacen sonreír solo con mirar sus colores, muchas de ellas además han viajado mucho, aún traigo de mi viaje telas peruanas, colombianas, pero sin duda los Aguayos bolivianos son los mas hermosos, una combinación de colores envidiable en lana 100%, que son ideales para cualquier plan o lugar, sea picnic, para portear a los bebes, para mantel, colcha, ropa... lo que quieras.


Y mis maquinas, que sin ellas no haría nada de lo que ya conocen. Esta es la Alfa pequeña, es muy buena para las cosas finas y hace una puntada fina y definida. La única pena es que las levas ya están rotas y muchas de sus funciones ya no se pueden emplear, pero igual, la adoro.


Esta es la maquina industrial, también es una Alfa, ya tiene sus añitos, pero además de ser un regalo funciona como un Volvo. Era de una señora que ha cosido durante toda su vida, y ya de mayor, los ojos no le permiten trabajar como a ella le gustaría, y esta maquina exige de mucha habilidad, por su fuerza y rapidez. La verdad, una masa...


Esta es la Alfa mas viejita del taller, es en realidad de la abuela, pero ella ya no la puede usar. La acabo de instalar en estos días y aún esta pendiente de una revisión del buenísimo técnico de Alfa, en Bilbao, porque ha estado bastante tiempo parada, y aunque estas máquinas antiguas son las mejores, para que sigan bien, siempre es necesario hacerles un buen mantenimiento. Mi gato Kamen, gran curioso como todos los gatulis y fuente de muchas de mis creaciones.


La esquina de los líos, plumas, cremalleras, bolitas, lentejuelas, botones, dibujos.... En este pequeño espacio se reúnen los elementos que dan el toque especial a cada una de mis prendas. Todas ellas diferentes, y son estos pequeños detalles quienes les dan ese toque.


Y una de mis últimas aficiones, el ganchillo, para el que no tengo tanto tiempo como quisiera, pero si tengo intención y material y libros de consulta tampoco me faltan, así que nunca es tarde para emprender nuevos caminos.


Esta foto fue tomada en verano, un día de plena producción y esto es un desastre, bueno perdón, es mi taller de-sastre, pero que disfruto cada minuto que paso en el. Espero que haber acercado mi espacio de trabajo, os permita también sentir un poco mas las cosas que me comprais, que veis, que os he regalado u os han regalado otras personas, pero han sido creadas por mi. Se ve que es una producción pequeña, artesanal y nunca producciones en cadena. Apuesta por las pequeñas iniciativas!
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...